VANESSA BOULTON

“Vanessa Boulton desde el día uno”

Por Ramón Barreto 

El universo cromático de la diseñadora celebra más de 12 años en el mercado venezolano. Su boutique ubicada en un caserón de El Bosque sede oficial ante las tiendas de diseño que representan su marca. Sin contar sus recientes aperturas en C.C.Tolón y C.C. Paseo El Hatillo. Y puede que suene mezquino pero una tienda con creaciones criollas no puede considerarse tal si no tiene en venta algunos de los bolsos de “Vanessa Boulton” marca que transpira creatividad y ganas de seguir trabajando.

La internacionalización es un tema recurrente en los diseñadores nacionales ¿Es tu caso?

Sí supieras que estamos enfocándonos muchísimos en trabajar la producción local, trabajamos con dedicación para aumentar y perfeccionar nuestra producción aquí. Soñamos con hacer un balance entre lo que hacemos en nuestros puntos de venta en Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá y Colombia junto a lo que se haga en Venezuela.

Sin duda nuestro punto fuerte es la mujer venezolana y queremos seguir teniendo nuestra sede principal en Caracas, más allá de la emoción por llegar a otras fronteras.

Se habla mucho del “talento venezolano” pero sigue siendo talento más allá de la nacionalidad. ¿Cómo siguen apostando ustedes a Venezuela?

Lo más fácil es decir que no hay y que no hay manera de surgir. Hemos aceptado el reto de trabajar contra viento y marea y no es secreto que los últimos años han sido muy hostiles para que cualquiera logre desarrollar su marca o emprendimiento. Sin embargo, no es imposible ni tampoco significa que no quede ninguna satisfacción o que no se obtengan buenos resultados.

Es sumamente difícil trabajar aquí pero ya conocemos el ambiente, nuestros proveedores, lo que quiere nuestra clienta. Somos de aquí y siento que no es lógico que una marca que se siente tan venezolana se mude a camuflarse de otra cosa. No me parece. Hasta ahora el grandísimo esfuerzo ha surgido efecto, los ritmos cambian y los resultados a veces te sorprenden pero supongo que es la consecuencia de trabajar en un ambiente tan impredecible. Es imposible aburrirse y no aprender algo.

Vanessa Boulton diseño

Fotografía Luis Alonzo 
                                            Maquillaje y estilismo José Luis Urbina/  Poncho Colección Raquis por Yenny Bastida
Accesorios por Juliette Ghamra

¿Cuál es la clave para lograr la transición entre el mercadito de diseño y la boutique super marca?

La única clave o dato que puedo dar es que hemos seguido trabajando desde el día uno hasta hoy. Un trabajo sin duda de hormiguitas, no se trata de resolver los problemas de todo el mundo en 24 horas, pero sin duda todos los santos días hago algo en la oficina, así sea mínimo, ya que cuando adelantas estás a un paso menos de poder lograr lo que quieres. Ese “dale más, ahora más”. Un buen compañero también puede ser la clave, cuando siento que me quiero rendir tengo al lado a mi esposo que me anima y eso ayuda

¿Cómo se siente haber llegado tan lejos?

Siento que tuve suerte en nuestro comienzo. Esa época en la que estaba el mercado de diseño en el Museo de Bellas Artes fue increíble y beneficiosa para los “jóvenes diseñadores” de ese momento. Quizá los de hoy no tienen ese beneficio, pero todo se compensa porque ahora se cuenta con las redes sociales. Hace 9 años Instagram era impensable y Facebook no era ni la sombra de lo que es hoy día.

 ¿En qué cambiaron los diseños luego de que añadiste “mamá” a tu CV?

Aprendí a hacer diseños más prácticos, más versátiles, con más bolsillos. Aprendí a pensar como una mamá que pasa todo el día corriendo. Poco a poco fueron evolucionando a formas más abstractas y en colores que nunca me había planteado, parte de la evolución natural de cualquier diseñador.

¡Ya sabemos de dónde nació tu exitosa colección “Color Color” entonces!

Vanessa Boulton diseño

Fotografía Luis Alonzo
Blusa Colección “Rosalía” por Preta By Leo Fernández

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Pones música o eres de las que diseña en silencio?

Soy muy desordenada, y así como aprovecho al máximo cada minuto, tengo que respetar tiempo para sentarme a diseñar. Puedo pensar en la forma de la cartera, en la ilustración que quiero que tenga y algunas veces comienzo de adentro hacia afuera, pensando en el forro. Como sabes la parte interna es muy importante para nuestras piezas. No tengo una fórmula, a veces pongo música clásica, pero otros días pongo indie. Lo único cierto es que la música no puede faltar dentro del amplio espectro por el que me paseo.

Contacto Vanessa Design


Compartir en:

Otros artículos

DISEÑO GRÁFICO

EL TRABAJO CREATIVO NO PARA Por Ramón Barreto En el caso de Marcos el acercamiento[...]

ILUSTRACIÓN

ARTE, SEXO y VIDA “Voy a ir al infierno con los borrachos, las putas, poetas,[...]

ILUSTRACIÓN

IDENTIDAD EN CADA TRAZO Texto: José De La Peña Fotografía: Paolo Rally La encantadora Laura[...]

ILUSTRACIÓN

“El vector me da la precisión que busco”. Texto: Israel Lozano Girón La confianza en[...]