DANIELA CARVALHO

MÁS ARTE MENOS PALABRAS

Daniela Carvalho ha pasado tantos años en el extranjero que puede sonar lejana para muchos de nosotros, perla de la artista que buscó fuera de su país la oportunidad de encontrarse a sí misma y hacer carrera. Ahora, de vuelta en Lima, nos habla un poco de lo que ha sido su éxodo.

¿Cómo entraste al mundo de la ilustración?
Mi hermano había estudiado diseño gráfico y me pareció interesante. Me metí a esa carrera y cuando empecé a trabajar en publicidad, la odié. No sabía qué había hecho con mi vida, así que decidí dejarlo todo y estudiar arte al fin. Me metí a Corriente Alterna y mientras tanto hacía trabajos de diseño, a los que le intentaba meter un poco de arte con mis dibujos. No era tan fácil porque acá era o lo uno o lo otro, pero cuando fui a Barcelona, ahí estaba más establecido el campo de la ilustración del cual yo sabía poco, así que me fui y así empezó todo.

¿Es difícil dejarlo todo y empezar una vida de artista en otro lugar? Como cuando te fuiste a Barcelona…

De hecho que hay círculos cerrados en Barcelona, al igual que en Lima. Sin embargo, la gente no es tan cerrada como uno cree. Si uno le pone empeño, actitud, una sonrisa, todas esas cosas cuentan para abrirse paso. Al final, conozco gente de otros lugares del mundo con quienes tengo muchas más cosas en común que con alguien de Lima. Es cuestión de abrirse a las opciones que te da la vida porque a veces uno se puede encontrar en cualquier lugar.

Entre todos los materiales que puede usar un artista, ¿con cuáles te sientes más cómoda?
Creo que me aburro muy rápido siempre y por eso sigo experimentando cosas. Me encanta el óleo, pero soy muy detallista y hacer una pintura con óleo no es tan fácil y demora mucho. Los lápices me encantan porque son muy prácticos, los puedo llevar a todos lados y me gusta la suavidad que tienen, como que puedes hacer varias sombras y texturas con un mismo lapicito. También uso acuarelas; me encanta la estética que crean. Puedo hacer collage, tinta china, de todo; pero creo que me quedo con el lápiz por su practicidad.

GLORIAS

El diseño puede ser arte o no puede ser arte y tú te estás manejando sin problemas entre ambos. Pero… ¿qué pasa cuando el cliente entra en la ecuación?

En Barcelona trabajaba en agencia de publicidad, me mostraban muchas referencias de un ilustrador o un diseñador. Tiene su lado bueno porque de alguna manera te vuelves versátil observando tantos estilos, pero, claro, lo ideal es que te busquen porque les gusta tu estilo y tengas total libertad para expresarte. Eso sí es lo divertido.

Como todo artista, también tienes algunos fetiches, ¿detallas mucho el pelo o haces cosas con él?
Ja ja. Sí, tuve una época en que me gustaba mucho la forma del pelo y la representaba siempre. Tal vez porque es una forma extraña que te da luces, direcciones, delicadeza y era bastante divertido de dibujar. Ahora ya lo dejé un poco.

A CADA PALABRA, UNA IMAGEN

Daniela vivió en Barcelona por más de 7 años, mientras intentaba encontrar su camino entre arte, trabajo y vida. Y fue en este tiempo que surgió la idea de la primera muestra suya que veríamos en Lima, ‘Kinésica’. Con cámara en mano, la artista se paseaba por parques y calles registrando no acciones enteras, sino pequeños gestos que para ella contenían mucho más significado. Se trataba de gestos sencillos, naturales, que comunicaban algo tan fuerte que dejaba a las palabras sobrando. «Soy una persona de hablar poco y de observar mucho, y siempre me he sentido más cómoda observando y transmitiendo algo visualmente que verbalmente. Confío más en un gesto que en una palabra. Y eso es lo que intento presentar».


Otros artículos

ILUSTRACIÓN

DANIELA CARVALHO

La artista que buscó fuera de su país la oportunidad de encontrarse a sí misma y hacer carrera. Ahora, de vuelta en Lima.

ILUSTRACIÓN

ISMAEL ÁLVAREZ

ART, SEX, LIFE es un libro que a través de 200 páginas nos permite apreciar las mejores ilustraciones y fotografías libres de prejuicios del ilustrador.

ILUSTRACIÓN

JUAN DIEGO LEÓN

Juan Diego León lleva cuatro años trabajando como artista conceptual en el mundo del cine peruano, especializándose en la creación de escenarios, tanto en formato digital como tradicional.

ILUSTRACIÓN

FRANCISCO SANABRIA

La magia, el terror y la fantasía de sus imágenes rememoran personajes iconos de la cultura pop ochentera. Su arte siempre dará forma a sus experiencias románticas y sexuales.