|

Álex: el ilustrador atómico

Alejandro Herrerías es Álex, el Ilustrador Atómico. Y aunque dice que su trabajo no es algo que necesariamente lo defina, es profesor en la facultad de Artes y Diseño de la UNAM (México), profesor en Crehana, ilustrador independiente y papá de estreno. Pues, aunque se desarrolla en la línea del diseño, su fuerte es la ilustración editorial donde destaca trabajando para libros álbum, libros de texto, portadas y revistas.

¿De dónde nació la semilla que te ha llevado a ilustrar libros?

Pues mira, casi siempre los ilustradores somos aquellos niños que dibujaban todo el tiempo desde pequeños y que estaban haciendo dibujos que les encargaban los compañeros. La verdad, yo empecé con todo el mundo de la secuencia narrativa gracias a los cómics. Mi mamá, en una manera de tenerme muy tranquilo, me los compraba.

Aquí (México) editaban Superman, el Hombre Araña, Batman y poco a poco me di cuenta que me gustaba dibujarlos, dibujar lo que veía. Yo veo que la gente que lee comics aprende de muchas cosas y yo, empecé a leer. El paso siguiente fue la literatura. Ya en la prepa, literatura fantástica y ya cuando me di cuenta que podía estudiar para ilustrador pues, ahí reúno todo lo que me gusta, todo lo que hago bien, y empiezo a aprender muchas cosas.

Creo que el gusto que siempre tuve por dibujar me llevó a estudiar y aprender a comunicar lo que yo traigo, lo que yo quiero compartir. Y bueno, pues encontré que hay personas a las que les gusta la manera en que yo lo hago —llamemos eso el estilo— y de ahí empecé a tener trabajo.

Normalmente a los artistas visuales les cuesta un poco incursionar en el mundo de las letras o acercarse a la literatura. De alguna manera, que trabajes como ilustrador editorial hace que combines ambas cosas ¿Ha sido difícil?

En la mayor parte de los proyectos que tengo, ilustro los textos de alguien más. Está el autor que me manda su trabajo, hablamos de qué quiere hacer y lo ilustramos. Este año soy becario del FONCA en México (beca para jóvenes creadores) y estoy haciendo mi primera novela gráfica. En este caso yo soy el autor del texto, del argumento, y no sabes qué trabajo me costó en un principio escribir la historia porque yo ya sabía lo que quería dibujar, cómo quería ver las cosas, pero me di cuenta que era un gran trabajo aterrizarlo en palabras. No me imaginaba lo difícil que es.

Yo respeto a la gente que escribe, porque nosotros tenemos una manera de entender las cosas con imágenes. Cuando mandan un guion ya lo estás traduciendo, como si hiciéramos un story board en la cabeza. Es complicado, pero veo que con el trabajo que ya he estado haciendo, al final fue fácil combinarlo porque en mi trabajo la imagen y el texto van de la mano, siempre una ilustración acompaña un texto. Es un lenguaje afín, al final de cuentas.

Hablando de novela gráfica. ¿Tienes algún referente favorito tanto en tu lectura como en lo visual?

Sí, ahora que estaba viendo varias referencias para empezar mi novela gráfica estaba checando el trabajo de Jorge Gonzáles, es argentino y tiene una obra que se llama Fueye, que es una cosa maravillosa que vale la pena revisar.

Jorge Gonzáles – Fueye

Me gusta también el trabajo de Mike Mignola, el que hace Hellboy, me gusta cómo hace el alto contraste, cómo cuenta las cosas.

Mike Mignola – Hellboy

Y bueno, de referencias personales, me gusta el trabajo de Shaun Tan, es muy bonito y versátil para contar sus historias. También el de la francesa Rebecca Dautremer. De México, hay un compañero que hizo un par de novelas gráficas del

¿Cómo definirías tu estilo?

Creo que si algo caracteriza mi trabajo es que me gusta que las escenas tengan movimiento. Creo que mi trabajo es dinámico. Trabajo con muchas curvas. Si ves mis personajes, hay muchas curvas, mucho movimiento. Creo que mis personajes son divertidos en este sentido. Dicen que todos los ilustradores siempre nos dibujamos, que nuestros personajes se parecen a nosotros. En ese sentido, es muy recurrente que me digan que mis personajes mueven las manos como yo las muevo o hacen lo que yo hago.


Viendo tu portafolio, algo que impacta a primera vista es el uso de colores cálidos y una estética algo infantil ¿Prefieres ilustrar más para libros infantiles?

Digamos que, en mi trayectoria, es en lo que más me han llamado para trabajar. Es de lo que más trabajo hay y en donde me encuentro más divertido. Entonces, a mí me gusta. Creo que a las editoriales también y que encuentran que mi trabajo va bien para sus proyectos. No me cierro a proyectos diferentes, pero la verdad es de donde más me llaman. Mencionabas el color. Cuando yo empecé, era lo que más me costaba hacer. Era a lo que más miedo tenía. Ahora ya encontré una manera de aplicarlos y a veces me hablan por cómo los meto, por cómo combino colores que yo mismo no ocupo en mi vestir, como morados, rosas; colores que me llaman la atención, que me gustan, como que me ponen más sensible. No sabría cómo explicarlo, pero sí, creo que ya se nota una línea en mi trabajo en el aspecto del color.


¿Cuáles son los puntos más importantes que se deben tener en consideración para estudiar y seguir esta carrera? ¿Y qué aconsejas una vez que alguien toma este camino?

El primer punto, el más importante, es que se tomen en serio que uno va vivir de la ilustración; porque uno tiende a explicarle a la familia, a la gente, que haces dibujos y que de los dibujos vives. O sea, tomártelo muy en serio, ser muy profesional. En ese sentido, saber que cuando prometes que entregas algo, lo cumples y lo cumples bien. Porque lo único que habla de nosotros es nuestro trabajo, que es lo que nos representa y es lo que nos va llevar a más.

Hacer un buen portafolio, ver qué se necesita, ser muy consciente también de tu trabajo y decir de manera honesta, qué es lo mejor y solo poner lo mejor en el portafolio. Asistir a ferias, es muy importante. Ir a ver a ferias del libro, ver a otros colegas, ver lo que se hace, pues para ser un buen ilustrador hay que leer mucho. Ir mucho al cine también, salir de tu casa. Viajar, si se puede, los viajes ilustran y te ayudan a enriquecer tu trabajo de una manera muy importante.

One Response to " Álex: el ilustrador atómico "

  1. […] arte realizada por Villamil para la campaña Brindemos por México conlleva en ella elementos propios de la cultura mexicana, como lo son: las catrinas, la velas y […]

¡Descarga gratis!

Sección Wallpapers

Viste tu pantalla con El Arandano

Ilustración, Wallpaper

Descarga estos exclusivos salva pantallas para tus dispositivos móviles....

Llena de dulce tu pantalla con Francisco Sanabria

Descarga estos exclusivos salva pantallas para tus...

Vive la naturaleza de Oso de Agua

Descarga estos exclusivos salva pantallas para tus...

Borneo Modofoker/ Venezuela

Descarga estos exclusivos salva pantallas para tus...

Fabrica de Malvaviscos/ Panamá

Descarga estos exclusivos salva pantallas para tus...